Martínez anuncia “cambio de orientación” en el puerto de Valencia y aboga por reducir la deuda y aumentar clientes